Deja de Pointificar con apps. Reflexiones sobre #Gamificación y nuestra responsabilidad como profesores

Cada vez somos más profesores los que “nos apuntamos al carro” de metodologías interesantes como la Gamificación. Y no es de estrañar, ya que esta metodología no solo es activa, sino que se basa en uno de los potenciales motivadores más potentes que existen: los juegos. La Gamificación no es un game, no son serious games tampoco. Aunque la línea que separa estos conceptos es fina está clara: se trata de aplicar mecánicas provenientes de los juegos a actividades de origen no lúdico. Por esta razón se utiliza mucho esta metodología para el mundo del marketing, de las empresas y ahora también en la educación. No obstante, no por existir una línea no debe cruzarse, existen muchos ejemplos de Gamificaciones que integran Serious Games. De hecho, todos los Serious Games integran la metodología de Gamificación para poder ludificar aquellos aspectos educativos que no son lúdicos en un primer momento.

No obstante, como bien nos ha informado Gartner, la curva de progreso de esta metodología ha caído en picado como se ve en esta imagen… La razón, en sus propias palabras es la siguiente: “el 80% de las soluciones gamificadas fallarán para alcanzar los objetivos empresariales para 2014 debido a un diseño deficiente. Esto podría evitarse fácilmente si las personas simplemente usaran un buen diseño de gamificación, pero sencillamente no es el caso”. Y en Educación es lo que está sucediendo.
Gartner
Durante todo el tiempo que llevo observando a mis compañeros profesores en la red, he podido ver cómo realmente muy pocas gamificaciones son realmente gamificaciones bien hechas, no “pointificaciones” (motivación basada solo en la obtención de puntos). Los princiaples problemas para hacer una buena gamificación que estoy observando son:

  • Formación o conocimientos deficientes: algunas formaciones en gamificación educativa no son lo totalmente rigurosas que deberían ser. Es decir: no se basan en las teorías fiables que trabajan la gamificación y toda su profundidad, sino que se proponen “recetas” tipo “canvas” simples que se presentan a los profesores que no saben. Si un profesor que realmente sabe sobre gamificación coge uno de estos canvas rápidamente se da cuenta que éste presenta muchas deficiencias y que tiene muchísimo trabajo que hacer por detrás para llegar a completar ese canvas (estudio de users, estudio de tipología de jugadores, cambio de comportamiento, estudio de motivación, estudio de mecánicas de juego en función tanto del tipo de motivación como de la tipología de jugadores…). Si eres profesor novato en gamificación te recomiendo que cuando veas un canvas reprimas las ganas de usarlo, y antes estudies a fondo sobre gamificación. Evitarás cometer muchísimos errores.
  • Apps de “gamificación: la mayor parte de las apps conocidas para supuestamente gamificar, solo aportan o el contexto para gamificar o una herramienta para puntuar y llevar el ranking, o crear uno de los muchos retos que hay que crear para el Scaffolding o etapa Inmerse del User Journey. Esto no es algo malo, es realmente útil, pero una gamificación nunca debe estar basada SOLO en una app o en un cúmulo de apps usadas unas detrás de otras en actividades educativas normales.
  • Tiempo: para hacer una buena gamificación, como se está observando, no solo se requiere un amplio conocimiento en todos los puntos que he marcado en el primer apartado, sino que además se necesita un profundo conocimiento real del contexto educativo donde se va a aplicar además de la materia en la que se va a ejecutar. Todo ello lleva mucho tiempo, una gamificación no es posible desarrollar en una tarde por un profesor no experto en gamificación.

Existen varios Frameworks, que no Canvas, para realizar esta tarea una vez que ya se tienen los conocimientos, para poder agilizar y guiar el desarrollo del proyecto gamificado. Uno de los más interesantes es el Framework de Marczewsky:

Imagen1

Cuando imparto formación a otros profesores sobre Gamificación o yo pienso en mis propias gamificaciones, este Framework se me queda algo escaso. Por ello, estoy desarrollado el mío propio, el cual no sé si me gustará llamar Canvas pero sé que posiblemente también se le ponga este nombre porque cumple la función de ayudar, que no “plantilla”.

Me ha encantado el artículo de Sergio Nouvel Castro en su Linkedin. Me recuerda la gran responsabilidad que tenemos los profesores con respecto a diseñar adecuadamente una gamificación. De este artículo extraigo estas palabras:

“Los sistemas que perduran son los que le dan a la gente aquello que los hace sentir bien consigo mismos, más allá de seguir ciegamente una receta. Desconfía de cualquier experto en Gamification que no ponga como primer paso detectar qué motiva y mueve a tus usuarios. Ésa es la parte más difícil.”

Por ello, mi último mensaje aquí es para todos los profes y dice así:

“Por favor, deja de pointificar. Recuerda que todo lo que hacemos en educación repercute en las mentes de los futuros ciudadanos del mundo. Respeta la profundidad de algunos saberes y solo úsalo de forma rigurosa”

 

Anuncios

2 comentarios sobre “Deja de Pointificar con apps. Reflexiones sobre #Gamificación y nuestra responsabilidad como profesores

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s